Creemos que Dios crea de manera maravillosa e inmutable a cada persona como hombre o mujer. Estos dos géneros distintos y complementarios reflejan la imágen y la naturaleza de Dios. El rechazo del sexo biológico es un rechazo de la imágen de Dios dentro de esa persona. Creemos que el lugar apropiado para las relaciones sexuales es sólo dentro del contexto del diseño original e intencional de Dios a través del matrimonio. Creemos que cualquier forma de inmoralidad sexual es pecaminosa y contraria a la voluntad de Dios nuestro Creador.


Génesis 1:26-27; Mateo 15:18-20; Romanos 1:18-32; 1 Tesalonicenses 4:1-8